El tesoro de Rande

 

Es famosa la leyenda del tesoro de Rande en toda la ría, dicen que en el fondo de esta, se encuentra oculto un tesoro. Este tesoro corresponde a las riquezas que transportaban los barcos de Drake el Corsario.

Historia-Patrimonio_historico-Vigo-Galicia-Historia_164744900_19549661_1706x1280

Nos situamos en Junio de 1589, la ciudad de Vigo es saqueada por los ingleses a las órdenes de Sir Francis Drake, famoso pirata que frecuenta el Caribe es un corsario y Almirante nombrado por la reina Isabel de Inglaterra.

La comarca viguesa sufre la ira de los ingleses, que en su avance no sólo quemaran la iglesia de Bouzas, sino que tratan de adoctrinar en el protestantismo inglés a los feligreses prisioneros, a cargo del italiano Aurelio Sapa, desertor de la Armada Invencible, pasando a cuchillo a algunos de ellos.

En Coia, hacen lo mismo y capturan a Alonso Pérez de Ceta, hidalgo que tiene una casa señorial en las proximidades de la iglesia parroquial, al que decapitan y colocan su cabeza en una pica, y sobre los hombros del cadáver una cabeza de cerdo. Luego conquistan Vigo, no sin antes incendiar los conventos localizados en sus alrededores. La ciudad es saqueada casa por casa, aprovechándose de la huída de sus moradores. Es entonces cuando las milicias contraatacan y obligan a embarcar a los ingleses, haciéndoles sufrir una gran cantidad de bajas.La campaña militar se da por finalizada en en julio, por lo que los ingleses, reembarcan sus tropas, provocan los últimos incendios, e izan sus velas para salir rumbo Norte.

El 2 de Julio de 1589 se levantó un viento fuerte de Sudoeste y dos de los barcos de la armada inglesa fueron arrastrados hacia la costa norte de la ría. Era un filibote de Hawkins y un navío al mando de Docwa, los que Golpearon contra las rocas y quedan varados, sin posibilidad de rescate, fue entonces cuando los vecinos de Cangas aprovecharon para atacarlos, incendiando los barcos y rescatando a algunos españoles que en ellos iban prisioneros, mientras, los ingleses, huían en sus botes. Al día siguiente, otro barco inglés fue arrojado por el temporal contra las Cíes, donde encalla también. Sin ser acosados, retiran del mismo toda la artillería e incendian el navío.

Estos son los hechos históricos que los documentos antiguos nos han proporcionado. Durante los años 90, en la realización del inventario de los yacimientos submarinos, realizado por la SAS del Grupo García Alén, se localizaron dos cañones en las proximidades de Salaiños. Se trata de dos cañones muy antiguos de hierro fundido, muy mal conservados debido a la corrosión. Parecen ser piezas inglesas, pues miden 183 cm de largo (6 pies ingleses), de principios o mediados del siglo XVI y son muy interesantes, ya que son escasísimas las armas de dicho periodo. Llama la atención la forma de la parte trasera, la culata y el cascabel, no conociéndose más cañones con dicho diseño. Debido a su posición es imposible estudiar su boca. Más recientemente se confirmó la existencia de otros dos cañones en Salaiños, en las proximidades de los anteriores. Estos dos tienen un diseño algo mas evolucionado, aunque miden lo mismo que los otros, también parecen ingleses, pero de finales de siglo. Tienen la boca descubierta, lo que permite observar las gruesas paredes del cañón y su escaso calibre, características típicas del siglo XVI, para tratar de evitar que reventasen al dispararlos.

Mas-restos-de-los-galeones-de-Rande..jpg

Por lo tanto, parece que tenemos la localización de los restos de dos barcos que participaron en el saqueo de la ría de Vigo en 1589, bajo el mando de Francis Drake, hecho significativo porque nos permite adscribir unos restos a un periodo y a unos sucesos concretos de la historia.

La riqueza arqueológica submarina es inmensa, en esta parte de la ría de Vigo, debido a los  temporales de Sudoeste destrozaban, con demasiada frecuencia los barcos de vela, que desarbolados eran arrastrados al tramo de costa comprendido entra la Borneira y Punta Subrido, donde finalizaban encallados.  Además de los barcos referenciados en esta ocasión, existen otros dos en los alrededores de la Borneira y otros dos en la playa de Nerga, uno de ellos excavado en 1983 y 1984 por el equipo del Grupo García Alén bajo la dirección del Museo de Pontevedra.

Los pecios hundidos durante tantos siglos, se convierten en fantasmagóricos esqueletos de madera debido a la corrosión, la pudrición y las condiciones en las que se encuentran. Los medios acuosos, son muy perjudiciales para casi cualquier material que se encuentre en ellos, y peor si añadimos la salinidad de los mares y océanos.  Además de este factor, también tenemos que contar que, al tratarse de unos restos hundidos, bastante conocidos en la zona, han sido muy expoliados. Dejando solamente las piezas más pesadas y complejas de extraer.

Un-galeón-hundido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s